En 2007 nos trasladamos a un moderno molino, el mismo proceso de siempre, adaptado a la actualidad.

Se trata de un sistema continuo de 2 fases (sistema ecológico), organizado de tal manera que permite mantener un alto nivel de higiene en todo el proceso de elaboración.


El proceso que sigue el fruto desde su recepción, clasificación y posterior transformación en el aceite, se encuentra totalmente automatizado.

Nuestro molino está pensado para producir un aceite de alta calidad, aplicando últimas tecnologías de extracción en frío del aceite de oliva virgen extra, manteniendo siempre la temperatura de extracción por debajo de los 25 º C y el posterior almacenamiento en una bodega isotérmica a temperaturas entre 15 º C y 17 º C.